Lea con su bebé o niño pequeño cada día, aunque sea por un ratito.